jueves, 4 de abril de 2013

ESPECIAL. CONOCIENDO A "THE JAMMERS" EN LA BASE


ESPECIAL
CONOCIENDO A “THE JAMMERS” EN LA BASE

El día continuaba normal en la base, los soldados paseaban por sus inmediaciones, ya que el presidente había salido en una misión hace un día. La Doctora Garrido se encontraba analizando y verificando cierta información que había encontrado en Internet.

Era la información de un Blog, donde alguien estaba distorsionando su nombre, alegando que ella era la primera culpable del virus que casi, (acentuando especialmente ese casi), la humanidad había desaparecido, ante las mandíbulas hambrientas de los propios caídos…

Atsuko se encontraba con ella… la Doctora la había llamado por un motivo muy importante. El que se denominaba como autor del blog, había sido un compañero de ella en la base de Libertad Americana XIII.

-      ¿Que puedes decirme de este muchacho… este Lionheart? – La Doctora se veía impaciente.

-      No mucho más de la información que ustedes tengan… de hecho lo daba por muerto…

-      Retírate y busca a tu equipo… intentaré localizar su ubicación triangulando sus publicaciones, su IP y ver si logro encontrarlo antes que alguien más o algo lo mate y me deje a mí como la destructora de la humanidad…

Atsuko se retiró de la habitación, dejando a Garrido sola, ahogada en sus mas profundos sentimientos y pensamientos, mientras ella se encontraba con muchas alegrías por varias cosas que descubrió que aún existían en ese preciso instante…

Mientras caminaba por los pasillos, pensaba en todas las preguntas que querría hacerle a Lionheart si lo encontraba, ¿Qué había pasado con su padre?, ¿Donde se habían ocultado?, ¿Qué había sido de aquella misión en la que salieron juntos y nunca regresaron?, ¿Donde habían estado estos años que no se reportaron?…

Y aún más importante, sabía que esta vez no lo dejaría escaparse tan fácil de nuevo a sus besos… Esta vez si se lo demostraría, y dejaría que fuera él quien estuviera con ella…

Distraía en sus pensamientos, no supo como llegó al área de juegos y descanso, donde los otros soldados se divertían, jugaban pool, escuchaban música de algunas pocas canciones que habían logrado rescatar de las computadoras en los terrenos recuperados, en las poquísimas páginas de Internet que lograban mantenerse en pié…

Ahí encontró a sus muchachos… Lori Fabricio Alias Ciclope, Casie Pederson Alias Shadowcat y Markus Grindel Alias Deadpool, eran sus chicos más importantes. Si necesitaban más gente le asignarían los pelotones necesarios.

Se acercó a una mesa después de hacerles una seña para que se acercaran… Los muchachos, que solo estaban viendo a los demás jugar y escuchaban la música que sonaba en las cornetas de la sala, no tardaron en acercarse a la mesa…

-      Hola chicos…

-      ¿Qué cuentas Psiloke?... – Respondía Lori, la chica de la venda en el rostro y el único ojo visible rojo como los muertos del mundo exterior…

-      Ya les he dicho que mientras no estemos en misión podemos llamarnos por nuestros nombres ¿verdad?

Respondía Atsuko mientras dejaba que los demás se fueran sentando, saludando con un simple asentimiento de sus cabezas y sin mediar muchas palabras… Lori, se sentía un poco apenada por volver a ser regañada, (más bien por caer 998 mil veces en el mismo regaño de siempre), y mas cuando era por Atsuko quien, en cierta forma, le había salvado la vida cuando la rescató hace ya un tiempo en su país.

-      Parece que dentro de poco tendremos nuestra nueva misión… - Comenzaba Atsuko a comentarle a los muchachos… - Existe una persona que está realizando publicaciones en un blog con historias del inicio de todo este caos. – Se detuvo un momento para intentar de reconocer sus expresiones. – Está llamando la atención más de lo necesario, y seguramente nos enviaran a buscarlo…

En eso mientras seguía observando sus expresiones, le pareció que ninguno le había entendido, no le habían prestado atención a sus palabras, o sencillamente estaban pensando en otra cosa sin asimilar que tendrían una nueva misión… Pudiera ser consecuencia de haber regresado hace apenas un par de días de tierra firme y sobrevivir casi de milagro a los tres Licans a los que se enfrentaron, y más aún con lo complicado que había sido capturar a uno de ellos vivos para tenerlo en la base para estudios.

Sin embargo, igual les preguntó… “¿Qué ocurre muchachos?”, esperando cualquier tipo de respuesta como “estamos cansados”, o “¿Tan pronto tenemos que regresar a tierra cuando casi morimos apenas anteayer?”. Pero nada la preparó para lo que en realidad le preguntarían, y la pregunta vino del mayor  de ellos, de Markus…

-      ¿Qué es un Blog?

Por un momento sus ojos se abrieron de sorpresa… Aunque rápidamente cayó en cuenta de la realidad… ninguno de ellos llegaba aún a los 20 años, el propio Markus apenas si acababa de cumplir los 19 por lo que sabían… Eso los ponía a todos con menos de 10 años cuando el Apocalipsis se había comenzado, cuando los muertos se levantaron, cuando todo se fue a la mierda…

-      Un Blog, eran páginas que se montaban en Internet, pero los montaban las personas con la información que más les gustara o conocieran… Podías encontrarlos de casi cualquier tema, juegos, noticias, opiniones, música… ¿Recuerdan el Internet?

-      Yo sí… - Respondía Casie… - Mi papá lo usaba mucho para trabajar en su computadora, y yo me quedaba tranquilita a su lado viendo lo que hacía en la pantalla. Muchas veces, solo escribía y escribía, yo no podía leer tan rápido como escribía, me parecía asombroso, y otras veces ponía música, ponía videos… Me gustaba mucho cuando ponía videos de mis comiquitas, y veíamos juntos algún capítulo de cualquier cosa que yo también pudiera entender.

-      Creo que eso es lo que usaba mi papá para descargar las comiquitas que yo veía de niño… - Respondía Markus - Recuerdo que conseguía los cómics de los X-Mens y me los leía mientras yo veía las imágenes.

-      Si, si… es cierto… - A Lori se le veía entusiasmada con este tema… - Mi mamá muchas veces también se sentaba conmigo, nos poníamos ver los videos, no a leer las comiquitas y ahí fue donde conocí a los mutantes. Por esa comiquita fue que les dije para que tuviéramos sus nombres como superhéroes…

       ¿Verdad que eran los mejores superhéroes del mundo?...

Atsuko, observó como los muchachos reían y disfrutaban como los jóvenes que eran, hablando de los pocos momentos de infancia que pudieron vivir sin la muerte sobre sus hombros, recordando algunos de sus lugares favoritos para visitar, la música que podía escuchar…

En eso sintió la mano de uno de los muchachos que la tomaban del hombro, que la volvieron a traer de sus cavilaciones y recuerdos.

-      ¿Verdad que los X-Mens eran los mejores y mas poderosos de todos?...

Le preguntaba Casie con unos ojos gigantes, con forma de gato, que siempre le recordaban al gato con botas de Shrek.

-      Puede que sean los mejores, pero no eran los únicos en el mundo… A  mi me gustaban más otros tipos de Héroes…

-      ¿Qué otros Héroes podían ser mejores que los X-Mens?...

-      Bueno Casie… Imaginen unos héroes más humanos… más como tú y como yo… Personas que sin superpoderes podían mantener a raya a todos los villanos con súper poderes, y darles más miedo que el propio Batman.

Los muchachos quedaron intrigados y se quedaron en silencio… querían conocer más de esos héroes sin poderes. Atsuko continuó recordando vagamente las cosas que más le gustaban de esos héroes…

-      Imaginen un mundo, donde los superhéroes han caído, han sido vencidos por los malos, los mega villanos, donde el último gran héroe, cae intentando de salvar a la mujer de su vida, en manos de una extraterrestre… Todo esto en una ciudad negra, sucia, contaminada y pudriéndose por su propia mano…

       Entonces cuando las personas más malas tienen el control de la ciudad, una sombra aparece para ofrecer una nueva oportunidad a ese héroe sin poderes, le ofrece la posibilidad de volver a darle algo de seguridad a un lugar donde toda esperanza ha desaparecido para las personas, buenas, pero para lograrlo no podrá hacerlo en la luz de la libertad y la justicia, sino en las sombras… Se tendría que convertir en un Caído...

       Esa historia me encantó… había sido escrita por un español… creo que se hacía llamar Magnus por los magníficos emperadores de la vieja roma… o era MagnusDagon… ¿A que no suena de por sí a nombre de superhéroes?...

Atsuko les soltó una sonrisa a los muchachos con aquella pregunta, sus rostros demostraban como poco a poco querían conocer más de ese héroe, de esa historia…

Markus fue hasta la zona donde estaban las bebidas, buscó unos jugos para todos y esperaba que Atsuko no hubiera continuado con la historia mientras no estuviera, cosa que ella hizo con tranquilidad, aprovechando de acordarse de la mayor cantidad de detalles posibles.

-      Estos nuevos héroes fueron respetados y temidos, pues nadie sabía si eran héroes de verdad, o si eran un mal aún mayor que estaba eliminando a la competencia para apoderarse de la ciudad…

       Ellos tuvieron muchos enemigos, desde armaduras con inteligencia artificial, hasta ilusionistas, personas que podían hacer las cosas invisibles como las armas y esas cosas…

       Pero los enemigos que más me gustaron de ellos eran un grupo musical llamado The Jammers…

Los muchachos la vieron con algo de incredulidad… no comprendían como un grupo musical podía ser un mejor villano que una armadura con inteligencia, o alguien que pudiera darte ilusiones como los zombies psíquicos que se habían reportado en la base.

-      ¿Cómo un grupo de música puede ser uno de los mejores villanos de la historia?

La duda de Markus fue fácilmente reconocida en los rostros de sus otros compañeros…

Atsuko sonrió… Lo que los hacía geniales no era exactamente que fueran villanos con súper poderes… Así que intentaría de explicárselos poco a poco.

-      Es que ellos en realidad eran y no eran malos… - Continuó Atsuko mientras bebía otro poco de jugo y sonreía recordando su adolescencia, los libros, las horas bajo la luz de su cuarto leyendo el libro y escuchando su música… - Ellos llegaron a la ciudad donde estaban los héroes, Los Caídos, contratados por alguien para que interrumpieran las comunicaciones del planeta. Esa era una de sus habilidades.

       En el grupo había cinco integrantes principalmente, se encontraba ante todos, Distorsión. A mí me parecía uno de los personajes más enigmáticos al principio… Era el líder y cantante del grupo, cubría su rostro con un holograma que imita la nieve estática de los televisores de antes…

       Otro de los integrantes del grupo se llamaba Overdrive, era el guitarrista del grupo, no era humano, sino más bien un alienígena, con la particularidad que en su brazo izquierdo terminaba en dos muñecas… - Atsuko les veía al rostro con una expresión alegre, se sentía como contando un cuento antes de ir a dormir, o contándole a sus amigos de campamento sobre la maravillosa historia y el libro que había leído… - ¿Se imaginan tocar una guitarra con dos manos en un solo brazo?... Eso debería de ser lo máximo…

       Los siguientes eran Delay y Fase, Delay era el bajista de la banda, siempre con unas gafas oscuras y unos mitones de piloto… Creo que un mitón es como un casco o un sombrero, no estoy muy segura… hablaba muy poco y tenía sus razones.

       Por el contrario, Fase era muy hablador en el grupo, un humorista y hasta charlatán para conquistar… tocaba la batería, y por todo su brazo decían que tenía un tatuaje que decía “Ídolo Binario”… no se que se refería porque no pude leer toda su novela, pero me encantaría poder hacerlo…

-      ¿Cómo que no pudiste leer toda su novela?... – Preguntó Lori… - ¿Te refieres a la de los Caídos verdad?...

-      No la novela de los Caídos… La novela de The Jammers… Pasaron de ser unos mercenarios a sueldo, a un grupo que quería convertirse en héroes, mientras se habrían espacio en el mundo musical… O bueno, no estaban muy seguros si denominarse héroes en realidad… Les costaba tomar esa idea.

Atsuko se levantó y se acercó a la consola que tenía la música en la habitación, los muchachos se le quedaron viendo todo el rato… ella tardó unos minutos, más de lo que hubiera tardado si el Internet aún estuviera en las mismas capacidades antes del Apocalipsis…

A los pocos minutos comenzó a sonar otra canción en los altavoces… Su música era fascinante, y Atsuko volteó a ver a la mesa con completa alegría y casi dando brincos de emoción de lograr volver a escuchar esa música, una música que había olvidado con el tiempo y los niños le devolvieron a su mente…

Se devolvió a la mesa tarareando la canción en voz alta, haciéndose pasar por una de las estrellas del grupo, captando las miradas de los presentes, y las sonrisas de los niños, esas sonrisas que lo eran todo para ella…

Al llegar a la mesa, la música seguía sonando, pero los presentes ya le aplaudían y reían… No por ser muy buena en la voz o cantando… Sino porque era algo diferente y los distraía a todos, los divertía en medio de la muerte…

Los chicos reían… sonreían y veían como Atsuko volvía a tomar aire…

-      Eso que escuchan chicos… Ese es el grupo de superhéroes cantándoles… son The Jammers cantando para todos nosotros, aún después del fin del mundo su música y su legado sigue en pié.

-      ¿Están cantando en verdad esos superhéroes?... - Preguntó Casie… - ¿Ellos existieron en el mundo real?...

-      No exactamente… - Les respondía Atsuko… - El grupo The Jammers eran fanáticos del grupo Balam Garden, especialmente su otro integrante, Echo que es la chica que cuenta la historia del grupo en la novela… Y Balam Garden canta las canciones de ellos en el mundo real, es decir donde tú y yo vivimos.

       Y antes que me pregunten como era eso posible… Pues, porque el escritor de la novela de los caídos y de The Jammers era parte de esa fabuloso grupo… ¿A que ahora si entienden porqué me gustaba tanto?... Son villanos, son héroes, son músicos y son reales…

       Era el mundo de fantasías en el mundo real, la música de ellos era la conexión entre las historias y las batallas del espacio, y la música de sus conciertos por el universo que podíamos escuchar aquí en nuestro planeta…

       La novela era sensacional… o por lo menos hasta donde la leí los primeros 50 capítulos, no se si salieron más después… Recuerdo que el eslogan que tenían era algo así como "De pequeños queríamos ser estrellas del rock o tener superpoderes. Ellos consiguieron ambas cosas".

       Recuerdo que detrás de todo lo que iban salvando, saltando obstáculos, incluso casi se llegan a separar como grupo, aunque logran regresar con la confianza entre ellos, existía alguien con un poder muy superior que movía los hilos desde la oscuridad, y ellos debían impedirlo…

-      ¿Quien era ese ser que los quería detener?... – Preguntaba Lori

-      Con las novelas existen ciertas cosas que no se pueden revelar o podrían perder la magia…

-      ¿Y crees que aún se pueda leer esa novela?...

-      No estoy segura Markus… ¿Qué tal si me ayudas a buscarlo un poco? Uno nunca sabe que computadoras ya se encuentran encendidas en el mundo y tienen información rescatable ¿no?...

Se acercaron todos de nuevo a la computadora donde se encontraba terminando la canción del grupo que estaba sonando, antes de que terminara, Atsuko primero buscó otra de sus canciones y las puso a rodar… La gente del salón disfrutaba con la música, y varios estaban cerca de la computadora intentando averiguar que grupo era el que tocaba y ninguno de ellos conocía.

En eso Atsuko se encontró con una sorpresa inmensa… amaba lo que estaba viendo ante sus ojos, el blog del grupo, de la novela, de los muchachos aún se encontraba en pié… Estaba en los mismos servidores del blog del Apocalipsis zombie donde Lionheart publicaba sus historias actualmente… la dirección http://thejammerslibro.blogspot.com.es/ aún se encontraba activa…

Se interesó por una noticia específica que rezaba:

"Si tienes interés en leer gratuitamente los capítulos online o comprar el libro en papel, puedes hacerlo en la dirección http://thejammerslibro.blogspot.com.es/2012/09/lectura-de-los-capitulos.html"

Aprovechó de seguir el link… Encontró que todos los capítulos estaban ahí, al alcance de su mano, pero también descubrió algo mucho mejor… Una lista de librerías en España, librerías con sus direcciones donde se podían conseguir copias de Los Caídos y de The Jammers.

Ya había pisado tierras españolas en otras misiones, y no sabía si lo volvería a hacer a corto o mediano plazo… De lo que si estaba segura, es que si lo hacía se haría con una copia de esas novelas, y las tendría en su colección junto a los libros de Stephen Kink, Anne Rise, Tolkien, y otros autores que amaba y había rescatado anteriormente…

No sabía por qué no los había buscado antes, pero si sabía que era un nuevo objetivo en cualquier misión a España…

Ojala el mundo no se hubiera lanzado en el Apocalipsis de muerte donde viven y podría hasta comprarlo en línea para que se lo enviaran a su casa…

En ese instante, sonó la radio con la voz de la doctora Garrido.

“Atención. Atsuko, debe presentarse en mi oficina, se le entregarán nuevas ordenes con referencia al último tema hablado, prepare a su equipo”…

Volteó a ver a los muchachos que estaban en la consola, ya estaban leyendo el primer capítulo en línea de la novela, y sabía que sería difícil despegarlos de ahí.

-      Chicos… Resguarden ese link con sus vidas y envíenlo a sus correos internos personales… Salimos de misión en cuanto regrese de hablar con la Doctora. Después podremos leerlo entre todos y comentar que nos gusta a cada uno de esas grandes batallas y esos maravillosos conciertos espaciales.

Los muchachos voltearon a verla, le dieron un saludo militar y ella comenzó a retirarse… esperaba que hubieran localizado a Lionheart…

Lo que no sabía es que esa nueva misión se convertiría en los “Días DeGuerra” más fuertes que había tenido hasta el momento, en territorio enemigo…